PlayGreen

Landor decided to go green. Better now than never i guess. We needed to start at our own offices. The inside attitude needed to change for good: The amount of paper used by creatives printing random files, or the 110 slide powerpoint prez printed twice (by mistake of course), or even the 3x1meter print-out for the reception’s clumsy welcome, where some anti eco-friendly gestures of the office.

Luckily people where aware of this and what could have been a dreadful moral campaign, ended up being pure fun and creative process where many got involved, and others just went with flow. Reminders placed around the offices, big posters on the stairs, recycled green boats on every desk and a launching video changed the office panorama for a couple of weeks. Tangible results are yet to be measured, but i’ll keep you posted on that. :)

Sunday Inspiration.

Friday i went to Lieu du design to the Meet my project vernisage. Many beautifull people, not so much to drink and some amazing objects. I had no choice but to share some with you. The exhibition will only last 4 days, but i highly recommend if you’re in town before the 25th to hop by.

// AMOS DESIGN

// Angell Wyller Aarseth

// Vincent Loiret

// Naruse Inokuma Architects

// Matali Crasset

Dame Mola.

Mola: /(n)/ The mola forms part of the traditional costume of a Kuna woman, two mola panels being incorporated as front and back panels in a blouse. In Dulegaya, the Kuna’s native language, “mola” means “shirt” or “clothing”. The mola originated with the tradition of Kuna women painting their bodies with geometrical designs, using available natural colours; in later years these same designs were woven in cotton, and later still, sewn using cloth bought from the European settlers of Panamá.

What can i say? I’m adicted to Molas. I find them authentical, traditional and inspirational. Their geometric figures are not geometric at all. They are handmade, hence crooked, hence beautifull. Animals and flowers are all shown in there most simplest form possible. No details and yet recognisable. The intricate designs capture my attention completely. The illustrations incorporate both traditional and modern elements. The use of colour is a lesson to be learned. “Early mola designs were related to pre-Hispanic body painting; today, mola designs may include abstract geometric designs, motifs from the natural world, or Kuna legends.” What could the outcome artowrk be, for themes related to politics and popular culture?

I wonder what a graphic designer could do with such a technique? We are so fond of geometrical perfection and colour combinations, and have driven these concepts away from it’s initial beauty and into the grey world of corporate and packaging design. Well, i guess it’s time to go back to basics and explore the realm of possibilities given by our ancestors. I’m a Colombian inspired by Molas and i certainly believe that this attraction towards them is strongly linked with what i see behind the artwork: it reminds me of home. I guess sometimes inspiration has been standing there all along, written by history, and waiting for us to grab it.

La abuela.

by Lula

La abuela es una señora negra, la mamá de mi mamá morena, que yo conocía desde siempre. Entre la vaguedad de mis memorias recuerdo que la casa enorme (que en realidad no era tan grande pero lo era en mis proporciones de niña chiquita) de la planta en la entrada y donde también vivía mi primo Juan, era de ella. Pues no de ella, se la arrendaba al señor Segura. Es todo lo que se. Luego y de manera mas nítida recuerdo que cuando nos mudamos a La Mina, la abuela se quedaba largas temporadas con nosotros. Yo estaba tan acostumbrada a su presencia que lo que me extrañaba era cuando duraba mas de una semana sin venir. Ella iba a Maicao seguido, yo no sabia a que, puesto que la única razón por la que mis papas iban a ese arenal era a hacer compras de comida y como la abuela comía en la casa, no entendía que iba a hacer allá. Ahora se que cobraba los arriendos de ciertas precarias propiedades que tenía, las cuales en el ocaso de su vida le servirían de triste sustento. Esa fue una época feliz, porque aunque yo fuera una gordita malgeniada y cascarrabias, me hacían feliz muchas cosas aunque me costara trabajo aceptarlo y necesitara de la ayuda de mi mamá que en su esfuerzo por calmar mis ataques de furia me metía a la ducha vestida mientras yo peleaba con el agua tratando de evitar sin éxito sus propiedades apaciguantes. La abuela, llegaba de Maicao con sus paquetes de galletas María, y aunque nunca me gustaron particularmente, me las comía para darle gusto, y ella las seguía trayendo. Incluso ya cuando estábamos grandes y ella ya un poco coja, nos llevó un paquete a la casa una de las últimas veces que la vi. La abuela que mejor recuerdo tenia un bolso negro que le había regalado mi mama, siempre estaba de luto a pesar de que ya habían pasado tanto años desde la muerte del tío Juancho (su primer hijo, el hermano mayor de mi mama, a quien la violencia de nuestras tierras se llevó tan joven como a tantos otros). Así que yo la recuerdo de negro, blanco y gris en el calor aplastante de la Guajira, o en la humedad desesperante de Barranquilla. El bolso de la abuela, que solo habría de cambiar cuando mi mama le regalara otro, tenia siempre su billetera/agenda, un tarro de bylcream, un cepillo de pelo y los infaltables chicles Adams. Me acuerdo que cuando conocí a la abuela de una de mis amigas de infancia, debíamos tener unos seis años, me sorprendí tanto de que su abuela fuera muy blanca. Para mi las abuelas eran siempre negritas. La abuela de mis recuerdos mas recientes me quería mucho, y yo a ella. Me hacia tajadas de plátano verde con queso de comida cuando iba a Barranquilla, hablaba todos los días por teléfono con mi papá y se sabía los cumpleaños de toda la familia suya y de la familia de su familia. Me alcanzó a llamar un par de veces el día de mi cumpleaños, ya estando yo en París. La última vez que la vi estaba en mi casa porque ya no sabían donde mas ponerla. Ya no me seguía las conversaciones, ella que era tan habladora. Eso fue hace casi dos años. Yo nunca entendí lo que le dio a la abuela, solo se que se fue apagando mientras yo seguía esperando que se despertara de ese letargo que para mi fue en gran parte debido a ella. Porque la abuela no tuvo una vida fácil y tampoco se la hizo fácil y creo que al final se cansó de todo y se entregó a todas sus obsesiones y fantasmas. Estas cosas las entendí mucho mas tarde, y supe otras tantas que contradecían completamente la imagen que yo tenia de mi abuela buena que olía a chicles Adams y perfume. Pero para mi seguía siendo la abuela, y el día que me dijeron que se había muerto, la verdad no se que sentí. Yo sabia que venía mal, pero no la vi en sus últimas, solo hable con ella en uno de sus momentos de lucidez donde me llamo por mi nombre y luego se regresó a sus tinieblas. Yo estaba en un almacén de Benetton frente al Duomo en Milan y ahí cuando Mama me lo dijo, lloré no se de que, quizás de una nostalgia profunda y azul, pensé en la abuela, en su bolso negro, en su pelo alisado , mi abuela negrita vestida de negro en esa foto donde sale cargándome con su pelo negrísimo y brillante sin una cana, y me pareció que pude olerla. Y ahí, en medio de toda esa muchedumbre de sábado en Milán, se quedo un pedacito de mi abuela negra, lo dejé yo, para ella que nunca pensó llegar tan lejos desde ese pueblo remoto en la Guajira donde nació.

En colombia se habla el mejor español.

Me gustaria saber quien dijo esto? Tantas expresiones tipicamente colombianas que enriquecen el diccionario de la Real Academia Española diariamente y que nos diferencian aun mas de nuestros paises vecinos. Solo es cuestion de tener una conversacion de diez minutos con algun guey, o para no ir tan lejos, con un chamo y ya la cabra se fué pal monte. Siempre fiel a las graficas populares y lenguajes graficos, le he seguido el rastro a popular de lujo desde hace un par de años. Y esta vez se lucieron*

“Candela, bochorno, percha, calidoso: tratamos de que las expresiones escogidas cubrieran diferentes regiones y grupos sociales y que fueran expresiones que, en general, todo colombiano entiende pero que pueden resultar extrañas para un extranjero. Jugando a definir estas expresiones y con la ayuda de joyas gráficas de las que estan cundidas nuestras ciudades, aspiramos que los carteles den una idea, al otro lado del charco, sobre nuestras maneras de ser y de hacer.” PopularDeLujo

Estas son la clase de propuestas dignas de Chibchombia. Esto é! Si quieren saber mas sobre el proyecto cliquéen aqui.

Pixels, get out.

I know i should be taking about Pixels. It’s a Pixel post right? the Part two of an amazing proyect with Landor and a very cool exhibition dans le Cercle Suedois. It happened, it was great and this is why I’m sharing pictures. But the truth of the matter is, i don’t feel like talking about it again and again.. Real life pixels may drive you insane, Im tellin’ ya!

Posted in Uncategorized

Permalink Leave a comment

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.